Ausencia 4

La realidad de esta vieja habitación
es la sed con la que se despierta uno,
las terribles fisuras en los dedos
por tu no-presencia,
tu no-forma-de-hablar como la lluvia
que escuece bajo la ropa interior,

la tela rota en el hueco imposible que dejaste,

la larguísima extensión
de la almohada para uno solo.

Probablemente la puerta llora
porque entiende que no la volverás a hablar

Anuncios
Explore posts in the same categories: POESIA

One Comment en “Ausencia 4”

  1. botón Says:

    Es esa amarga sensación de que hasta los objetos lloran una ausencia…
    Saludos, Desegundos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: